¿Qué son las Inversiones de Alto Rendimiento? 5 Consejos antes de invertir

Introducción: la lógica de invertir

Trabaja para ganar dinero, ahorra parte de ese dinero, invierte ese dinero y espera a que ese dinero produzca más dinero. Y vuelve a empezar. Tiene sentido, ¿no? Usa tus ahorros para generar más dinero.

Pero ir del punto A al punto B no siempre es tan fácil si no tienes información y una serie de reglas claras. Cuando empecé a invertir no tardé mucho en comprender que necesitaba establecer una serie de reglas que me ayudaran a tomar mejores decisiones y, sobre todo, a no dejar que mis emociones las tomaran por mí.

Seguramente encontrarás una gran cantidad de reglas sobre cómo invertir mejor etc. YouTube y Medium son caldo de cultivo para miles de listas y enumeraciones sobre cómo invertir, etc. Pese a que este tipo de información está genial, creo que lo realmente necesitamos es un sistema, un algoritmo que nos ayude a tomar mejores decisiones.

Es por ese motivo que he titulado este apartado “la lógica de invertir”. La lógica es, básicamente, la búsqueda de la verdad, la razón, la claridad. Es la búsqueda de los argumentos y el sentido. Es, dicho de otra manera, el anhelo del ser humano por eliminar la contradicción y la incertidumbre de su vida.

Para quienes se dedican al mundo de la inversión, suele materializarse en una estrategia. Un sistema que nos permita ganar, pero sobre todo saber por qué ganamos. Necesitamos una serie de normas que, con disciplina, nos eleven a un nivel superior. Y eso sólo se consigue haciendo las preguntas correctas y, por ende, buscando las respuestas acertadas.

Invierte tiempo en sistematizar todos los aspectos de tu vida y tendrás tiempo para todo lo que te propongas.

En este post no vamos a inventar la rueda. No vamos a mencionar palabras como “reglas doradas”, “ideas para tener éxito” ni nada por el estilo. Simplemente vamos a enumerar una serie de reflexiones e hipótesis que tanto a nosotros como a aquellas personas que han hecho de la inversión su modus vivendi le han funcionado. Y las vamos a aplicar a las Inversiones de Alto Rendimiento, que son las que, sin duda, nos unen.

De ti depende que posteriormente las incluyas (o no) en tu sistema para tomar decisiones de inversión.

Vamos a por ello.

¿Qué son las Inversiones de Alto Rendimiento?

Pese a que un sistema o estrategia de inversión es necesario para cualquier tipo de sector en el que invirtamos, he querido centrar este post en las Inversiones de Alto Rendimiento. El motivo es sencillo: son las que llaman más la atención a los/as lectores/as de esto blog (al menos por ahora). Y, por ende, son a las que más tiempo estoy dedicando.

Empecemos por las definiciones. Cuando hablamos de Inversiones de Alto Rendimiento (IAR) es importante no confundirlas con los High Yield Investment Programs (HYIP) o Bitcoin HYIP. Estos son programas de inversión donde prometen pagar altos retornos, generalmente dependiendo de la cantidad que invirtamos, pero que casi siempre se sustentan en la nada (¿Ponzi?).

En este caso nos referimos a otros tipo de vehículos de inversión. Se trata de proyectos o compañías donde, por lo general, los beneficios provienen (o al menos eso dicen) del trading de cryptos, forex, acciones y bonos, apuestas deportivas, etc. Los pagos se producen horariamente, diariamente, semanalmente, etc. Las ratios diarias dependen del tipo de programa y pueden rondar del 0,5% a 5% (e incluso más). El denominador común es que los ingresos y retiros se suelen hacer en bitcoin (BTC) y/o otras criptomonedas comunes, como es el ethereum (ETH). También es común que haya una falta de regulación financiera «tradicional» y que el acceso a las compañías por parte de los clientes sea por recomendación (de clientes o clientes/agentes).

"Fragmento del articulo original de WeHolders"